COMUNICADO SOBRE LA LEY POLACA DE MEMORIA

Recientemente ha sido aprobada una polémica ley en Polonia, que modifica sustancialmente algunos aspectos de la vigente ley de memoria histórica de 1998. Aquella ley, legislaba sobre los actos criminales cometidos en Polonia desde 1939 a 1989, por tanto Nazismo y Comunismo, y también contemplaba penas de privación de libertad de 3 años a quien negara dichos actos criminales.
La novedad introducida ahora es que se reinterpretan los hechos (sólo del Nazismo) y se excluye la participación de Polonia (como estado o como conjunto de ciudadanos) como responsable o co-responsable de los crímenes del Nazismo.
Dichas modificaciones, aplicables a polacos o extranjeros, no afectan a actividades artísticas o académicas pero sí atañen a la prensa y a otros ámbitos divulgativos.
Por tanto consideramos que esta innecesaria modificación de la ley de 1998, junto con las actuaciones recientes del gobierno polaco:

  • Tergiversa y malinterpreta los hechos históricos de persecución, entre otros y sobre todo, al pueblo judío, acaecidos en el territorio polaco durante la invasión nacionalsocialista y durante los años posteriores.
  • Distorsiona hechos históricamente probados con claras intenciones populistas.
  • Invade y coacciona la libertad, al tiempo que la obligación moral, de divulgación y educación de la transmisión de enseñanzas sobre el Holocausto a la población general, controlando y distorsionando el discurso de los hechos acaecidos.